Vídeo marketing para marketing industrial: ¿qué valor real aporta?

El uso más extendido de contenidos de vídeo se asocia casi siempre con marcas que se dirigen a su consumidor final, pero ¿se puede aprovechar el vídeo también dentro del mundo B2B? ¿Realmente vale la pena una estrategia de vídeo marketing para marketing industrial?

Es posible que ya te hayas hecho esta pregunta y que tu primera valoración haya sido que no, porque no ves viable una estrategia audiovisual sólida. Y a lo mejor crees que con un par de vídeos en YouTube es suficiente. Pero piénsalo de nuevo, seguro que dispones de contenido relevante. Sólo tienes que darle una vuelta a la forma de comunicarlo.

Es el momento de que empieces a encontrar formas de implementar contenidos audiovisuales en tu estrategia de marketing. Puede parecer complicado, ya que generar contenidos de vídeo marketing para marketing industrial supone dirigirse a una audiencia especializada. Es decir, influye mucho el tipo de comprador B2B, que busca algo más técnico y relacionado con su sector. Sin duda, supone un enfoque más adaptado al ciclo de ventas industrial.

Mira a tu alrededor, ¿recuerdas esos vídeos que saltan en tu timeline de LinkedIn o Twitter? ¿Esa newsletter con vídeos o gifs? ¿O incluso entradas de un blog con vídeo? Sí, eso es vídeo marketing. Estás ya inmerso en el mundo del vídeo, solo que no has reparado en ello. Por eso, es posible que no estés aprovechando al 100% esta oportunidad.

Estadísticas de vídeo marketing

Algunas estadísticas muestran que el 65% de cargos ejecutivos se dirigen a la web después de ver vídeos online relacionados con su sector. En cuanto a cómo consumir un contenido, el 20% de los usuarios está más predispuesto a leerlo, pero hasta un 80% prefiere ver un vídeo. Con el vídeo marketing se puede educar o entretener, pero sobre todo se debe construir una relación de confianza con tu cliente ideal, que puede ayudarte en el ciclo de ventas.

Ten en cuenta que más del 72% de los compradores B2B consideran que la web es el factor más importante en la toma de decisión cuando buscan nuevos proveedores industriales. Implementar vídeo ayudará a generar confianza sobre tu marca, tu producto o tus servicios. Pero lo más importante: te ayudará conectar de una forma especial con tu buyer persona, ya que le estarás proporcionando un plus en su proceso de búsqueda. 

Vale, los números hablan por sí solos pero, ¿cómo le sacas partido en un embudo de ventas? Especialistas B2B afirman que el vídeo es la forma más efectiva para generar conversiones y, según datos de un estudio de Hubspot, usar vídeos en tus landing pages aumenta el ratio de conversión hasta el 86%. O incluso si quieres generar tráfico de forma orgánica, puedes hacerlo incluyendo vídeo en las entradas de tu blog, ya que aumenta el tráfico en un 157%.

La cuestión clave es el vídeo en sí mismo. ¿Qué quieres comunicar? La mayoría de empresas B2B invierten en contenidos hechos a medida, pensados para lanzar en una u otra plataforma, ya sea para un evento en una landing page o un mensaje para Twitter. Sé consciente de que tiene que ser un contenido interactivo y que genere interés entre tu audiencia tipo.

El contenido breve funciona mejor. Un 75% de los vídeos publicados en 2018 duraban menos de dos minutos. Si buscas crear contenido para la parte superior del embudo de conversión, tiene sentido que te ajustes a estos parámetros. Tampoco deberías invertir tiempo en un vídeo si luego no pondrás recursos en potenciar su difusión. Muchas veces, promocionarlos en plataformas online como LinkedIn te acercará a tu target y podrás ganar impulso para convertir leads.

Marketing industrial no implica que tu contenido o vídeo sea aburrido. Dale tu toque de branding y personaliza el vídeo, como el resto de contenidos propios, para generar más engagement. Igual que tu blog, el vídeo debería abordar puntos clave de tu estrategia e información esencial que quieras destacar para generar más leads.

Lo último, pero igual de importante, es que incluyas o dejes clara una llamada a la acción. Pregúntate a dónde quieres dirigir al usuario después de ver el vídeo. Como ejemplo, echa un vistazo a este tweet de LinkedIn:

Ahora que tienes un poco más claro cómo desarrollar la estrategia de vídeo, no debes olvidar el objetivo inicial: ofrecer un valor real para tu negocio. Recuerda que el vídeo aumenta la memorabilidad de la marca y del contenido.

Por ejemplo, World Economic Forum emplea contenido breve pero que funciona muy bien debido a la combinación de vídeo y titulares breves superpuestos:

¿Por qué tipo de vídeo empezar?

En este blog, ya analizamos los diferentes tipos de vídeos que puedes usar para tu estrategia de marketing industrial.

¿Imagen real o animación? Depende de lo que quieras comunicar. Si quieres cubrir un evento o mostrar entrevistas con líderes de opinión del sector, será mejor generar un vídeo de imagen real o en directo dentro de un entorno distendido (es mejor alejarse de formatos clásicos de entrevista). Si por otro lado, prefieres hacer una demo de producto o un explicativo de servicios o procesos de tu producto, la forma más eficaz es hacer una animación que se centre en los aspectos esenciales.

Vídeo terminado, ¿y ahora qué?

Llega el momento de darle difusión a tus vídeos. Es importante que además de subirlo a la red, puedas optimizarlo. Recuerda añadir el título, descripción, etiquetas relacionadas e incluso algunas palabras clave para posicionarlo.

Pero ojo, hay vida más allá de YouTube. Vidyard es una de las plataformas de vídeo orientada a empresas, que te permite publicar tu vídeo y compartirlo fácilmente en el resto de redes sociales. Tendrás estadísticas sobre su rendimiento, y además podrás integrarlo con tu CRM para analizar los KPIs claves.

Simplemente usa las pautas que acabamos de analizar para poder llevar a cabo una estrategia eficaz de vídeo marketing para marketing industrial. Verás que integrarlo en el día a día de tu marca te ayudará a conseguir resultados en tu estrategia global.

¿Quieres saber más? 

Descarga 'Inbound marketing, de la A a la Z'

Etiquetas de la entrada: Video marketing | Marketing B2B