Pasos para optimizar una página de empresa en LinkedIn

Hoy en día, que una empresa no esté representada en LinkedIn puede ser un suicidio. Con más de 800 millones de usuarios en todo el mundo, la red social de Microsoft es de lejos la que se lleva la mayor parte del pastel en cuanto a las relaciones e interacciones en el ámbito estrictamente profesional. 

Tanto las grandes empresas como las pymes pueden sacar partido del alcance que tiene esta comunidad, ya sea en atracción a tu marca de perfiles técnicos o como fuente fiable de información para cualquier rango de trabajador.

Para el marketing B2B (business-to-business), LinkedIn es una herramienta fundamental. Por ejemplo, alrededor del 81% de los perfiles técnicos o ingenieros pasa algún momento de su tiempo informándose sobre tendencias de su sector en LinkedIn. Estamos hablando, por lo tanto, de unos números difícilmente superables por otra red social que compita en su mismo espectro.

Si estás leyendo este post, es que seguramente no tienes creado un perfil de marca en LinkedIn o bien ya lo tienes, pero no está dando los resultados que esperabas. En ambas opciones, aún hay remedio, pero es mejor que escuches una serie de consejos.

Concretamente, te recomendamos seguir estos 6 sencillos pasos para optimizar una página de empresa en LinkedIn.

1. Prepara una apariencia visual atractiva e identificable

Tu empresa está asociada a una marca e identidad visual que debe ser replicable en tu perfil de empresa de LinkedIn. El logo tiene su hueco específico en la sección de foto de perfil mientras que la imagen más representativa de tu negocio se ubica en la imagen de portada.

En el caso de la portada, lo habitual es que sea un diseño que recoja gráficamente lo que significa la compañía, pudiendo incluir o no un claim oficial. Dependiendo de la situación, hay empresas que usan sus portadas como promoción de productos, servicios o eventos, aprovechando alguna oferta exclusiva o refuerzo de ventas. Aun así, no es recomendable pasarse con los contenidos e información comercial en el perfil.

Al fin y al cabo, tu página en LinkedIn es una extensión de tu web y una tarjeta de visita, por eso, los colores y la iconografía corporativa deben estar presentes. La sensación final debe ser que hay una coherencia con el resto de la presencia online de la marca.

Optimizar una página de empresa en LinkedIn

Ejemplo de cabecera de página de empresa en LinkedIn

2. Impulsa tu posicionamiento con tu descripción de empresa

Una redacción adecuada del resumen y de la descripción general te ayudará a mejorar tu posicionamiento y a subir rápidamente las visualizaciones de tu página.

Los mensajes tienen que ser directos y proporcionar la información más relevante de tu empresa, siendo coherentes con el resto de tus canales de promoción. Incluso se recomienda que la URL también sea coherente a las palabras más vinculadas a tu mensaje final.

Desde el propio LinkedIn se estima que aquellas páginas que completen todos los campos de información pueden alcanzar hasta un 30% más de visitas semanales. La clave es facilitar que te encuentren los usuarios que tienen interés por su sector de actuación.

Se debe tener en cuenta también la personalización del botón de llamada a la acción (o CTA) para que vaya alineado con el contenido al que vas a redireccionar. Por ejemplo, si buscas que un cliente potencial acceda a la web oficial de tu empresa deberías seleccionar "Ir al sitio web”.

3. Actualiza constantemente los contenidos de tu página LinkedIn

Para conectar con tu audiencia, tu página debe mantenerse viva. La clave es que siempre estén todos los datos actualizados con respecto a tus cambios de estrategia o promoción.

Lo usual es publicar contenido propio o relacionado como mínimo un par de veces a la semana para generar mayores interacciones y mejor si incluyen las palabras clave definidas en tu estrategia SEO y los enlaces de tus posts diarios o las páginas web referenciadas.

Cuando hablamos de cambiar los datos, no solo nos referimos a la parte escrita. Si se usa la imagen de portada para publicitar ofertas, esta debería variar con cada nueva propuesta que se vaya a hacer. De igual manera ocurre con las publicaciones, que deberían incluir imágenes actualizadas y con diferentes estilos.

Aparte de actualizar el mensaje, el resumen o la descripción, LinkedIn ofrece cada vez más instrumentos para atraer visitantes a tu página, ya sea la posibilidad de crear encuestas, publicar eventos, compartir vídeos en directo, PDFs y presentaciones PowerPoint, o escribir artículos de referencia de tu sector.

El uso de menciones o hashtags en tus publicaciones permite destacar lo mejor de tu marca a la vez que te ayuda a llegar a un público más amplio. Es mejor si identificas entre 3 y 5 hashtags propios del sector en el que trabajas para que así puedan ir con las publicaciones que hagas.

Optimizar una página de empresa en LinkedIn

Ejemplo de publicación de página de empresa en LinkedIn

4. Usa el contenido patrocinado para audiencias concretas

Es posible que tu marca esté asociada a un nicho de mercado y más si se trabaja en negocios B2B, donde tus clientes potenciales son empresas industriales con características muy concretas. Para llegar a nuevos usuarios, los anuncios de LinkedIn son tu solución perfecta.

El contenido patrocinado permite filtrar las audiencias por diferentes campos, entre ellos, el cargo, función, industria, etc. Esto facilita mucho la segmentación para que el público adecuado no se pierda ninguna de tus publicaciones.

Gracias al gestor de campañas de publicidad de LinkedIn, puedes llegar a crear campañas publicitarias personalizadas, establecer un presupuesto determinado, controlar la programación de la campaña, reforzar aquellas publicaciones que sean más populares (mayores clics o impresiones) y llevar un análisis exhaustivo del rendimiento de tus anuncios y su alcance.

5. Analiza oportunidades a través de LinkedIn Analytics

Hay una pregunta que siempre surge: ¿los objetivos de tu página se cumplen? No eres el único que puede llegar a cometer errores en la gestión de una página de LinkedIn, pero sí que puedes examinarlos y corregir el rumbo mediante la analítica de LinkedIn.

En el desplegable de análisis de LinkedIn, tienes acceso a diferentes variables medibles: visitantes, actualizaciones, seguidores, competencia y posibles contactos. Para todas ellas hay la opción de seleccionar un período determinado y poder ver su evolución en el tiempo a través de diferentes muestras gráficas. También es posible la exportación de los datos destacados en una hoja de cálculo y poder llevar una administración más eficaz de la información recogida.

Especial atención para el estudio de competidores, ya que permite revisar las métricas de empresas asociadas a tu sector, y así poder identificar lo que te diferencia de tus rivales más directos.

6. Transforma a tu equipo en embajadores de tu marca

Vamos a ser claros, la gente tiende a fijarse más en las publicaciones que comparten otras personas que en las de un perfil corporativo, porque generalmente se ve más natural y se siente más cercano. Por eso, lo ideal es que tus empleados tomen la iniciativa de compartir y promocionar los contenidos.

El employee branding, que es como se le conoce a la habilitación de tus empleados como embajadores de marca, es más importante de lo podrías pensar. Esta fórmula tiene mayor alcance, aumenta la reputación y genera un sentimiento más fuerte de pertenencia a la empresa.

En definitiva, optimizar una página de empresa en LinkedIn es un proceso que lleva su tiempo, pero los pasos descritos a lo largo de este post son atajos para alcanzar una mejora sustancial en el rendimiento de la misma. ¿Necesitas ayuda? En Bannister Global tenemos experiencia en la gestión de redes sociales y en estrategias de comunicación en redes sociales para empresas B2B.

¿Quieres saber más?

Guía básica de Inbound Marketing

Etiquetas de la entrada: Comunicación online | Redes sociales