Ocho razones por las que mi empresa no tiene éxito en redes sociales

Las redes sociales son herramientas de comunicación que nos dan la posibilidad de llegar ahí donde se encuentran nuestros clientes potenciales. Nos aportan información acerca de sus gustos o preferencias, permitiéndonos saber qué es lo que realmente necesitan y si tu producto es lo que tu público está buscando.   

Es posible que tu marca ya esté presente en plataformas sociales y que hasta sigas una estrategia, pero que a pesar de todo te hagas esta pregunta: ¿por qué mi empresa no tiene éxito en redes sociales? Para que ejerzan su función, no sirve solo con estar presente, hay que tratar de construir conversación alrededor de nuestra marca: interactuando con nuestros seguidores, conversando con ellos, escuchando sus opiniones y comentarios, y participando y contestando a todo ello. Las redes sociales son un canal directo que nos dan la oportunidad de saber qué opinan nuestros clientes acerca de nosotros, sirven como indicador para saber si interesa o no lo que estamos comunicando.

Disponer de perfiles en las principales plataformas sociales es algo imprescindible en la estrategia de comunicación de la mayoría de las empresas. Es posible que, en tu caso, tu marca esté presente en las principales redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn, pero que sientas que no le estás sacando todo el partido que deberías o que ese esfuerzo comunicativo no se esté reflejando en tus ventas.    

A continuación, te mostramos los 8 errores más frecuentes que podría estar cometiendo una marca que no tiene éxito en redes sociales:

  • No seguir una estrategia. Publicar contenido sin tener una estrategia clara es como lanzar piedras al aire. Lo primero, es pensar cuáles son tus objetivos y a partir de ahí sentarse a planificar un calendario de contenidos y una estrategia a seguir. Se trata de que el mensaje que queramos transmitir tenga coherencia y además llegue a nuestro público objetivo.
  • Hablar solo de uno mismo. En un mundo el que cada vez estamos más saturados de información y los consumidores son cada vez más exigentes, es importante nutrir nuestros perfiles de contenido interesante y de calidad. Es una parte fundamental para lograr nuestros objetivos y no debe ir solamente enfocado a hablar de nosotros mismos, o de nuestras ofertas o servicios. Debemos aportar algo diferente, tus clientes querrán saber por qué tu marca no es igual a las demás.
  • Tus redes sociales no están gestionadas por un profesional. Sobre todo, en las pymes esta práctica es muy común, se delega el control de las redes sociales en manos de alguien que no tiene formación en este ámbito, normalmente a la persona más joven de la empresa o a un familiar que utiliza las redes sociales para su uso personal y no profesional. Es muy importante que las redes sociales de tu empresa estén gestionadas por un profesional que conozca a la perfección cada plataforma y seleccione en cuáles de ellas nuestra marca tendrá presencia, dependiendo del lugar en el que se encuentre nuestro público objetivo.    
  • No integrar tus redes sociales en todas las comunicaciones que haga tu empresa. Incluir tus redes sociales en folletos, cartelería y otros materiales corporativos de tu marca, permite integrar el mundo online con el offline y nos va a permitir generar más visitas hacia nuestros perfiles en redes sociales.  
  • No utilizar imágenes en las publicaciones. El 90% de la información que recibe nuestro cerebro es visual. La mayor parte de los usuarios respondemos mejor a un estímulo visual que a un texto. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras. Si queremos llegar a nuestros clientes hay que atraerlos con imágenes creativas que produzcan un recuerdo de nuestra marca. Esto se refleja en el crecimiento imparable del uso de redes sociales por parte de los usuarios basadas en contenido visual, como Instagram, con un 47% de aumento en la frecuencia de visita en 2016.    
  • No interactuar con tus seguidores. Las redes sociales no son un canal de venta, sino de recomendación, los seguidores de tu marca pueden convertirse en embajadores y desarrollar una actitud muy positiva hacia tus productos. La forma en la que nuestra marca escucha y responde a su comunidad en las redes sociales puede ser un valor diferencial con respecto a nuestra competencia. Personaliza tus respuestas, tu audiencia quiere sentirse especial. No contestar a los usuarios cuando nos dejan comentarios en nuestra página de Facebook o no reaccionar cuando nos mencionan en Twitter o Instagram, transmite una imagen de dejadez y descuido de nuestro negocio.
  • No ser constante en tus publicaciones. Debemos publicar contenido con constancia. Nuestra presencia en redes sociales tiene que ser activa para que nuestra estrategia tenga éxito. No existe la fórmula exacta que nos diga cuántas veces debemos publicar al día o a qué horas concretas nuestras publicaciones obtendrán más repercusión. Para cada red social esta periodicidad varía, al igual que para cada tipo de empresa, el ritmo de publicaciones puede ser menor o mayor en cada caso. Lo más recomendable es que en Facebook se publiquen entre 1-2 post al día, en Twitter entre 4-6 tweets al día, en LinkedIn 2 veces a la semana y en Instagram, 1 vez al día. Destacando que no hay nada exacto y que la mejor receta es probar distintos horarios hasta que consigas llegar a tu audiencia.    
  • No medir los resultados. Es importante establecer métricas para medir nuestros esfuerzos en redes sociales y evaluar de qué manera la estrategia que hemos trazado está funcionando. Algunas de las más básicas son la audiencia, el número de personas que nos siguen en nuestros perfiles; el alcance, número de personas que recibieron impresiones de una publicación de la página; o el engagement, que mide la capacidad de una marca de generar una relación con su audiencia. Para llevar un control adecuado, es recomendable realizar reportes mensuales.

Estos consejos puedan ayudar a optimizar el funcionamiento de las redes sociales de una empresa, pero hay otros muchos factores que son decisivos en una buena estrategia de comunicación corporativa.

¿Te gustaría saber más?

Descarga 'Las 15 cosas que tienes que saber sobre comunicación si eres empresario'

Etiquetas de la entrada: Comunicación estratégica | Marketing | Redes sociales