Las pymes también hacen marketing

A pesar de lo que pueda parecer, el marketing no se limita a grandes empresas multinacionales inmersas en un férreo y agresivo clima de competencia. Incluso una pyme de menos de 100 empleados puede aprovechar y disfrutar sus ventajas. De hecho, muchas de esas grandes multinacionales nunca habrían llegado a serlo si no hubiesen hecho uso del marketing en sus comienzos. 

Lo cierto es que el mercado de las pymes también requiere una especial atención en este campo, pues la necesidad de darse a conocer y abrirse un hueco en la mente del cliente depende fundamentalmente de las habilidades comunicativas de la empresa, sea pequeña, mediana, grande o gigante. Si el público no es consciente de ello, da igual que tu marca cuente con unas ventajas espectaculares sobre la competencia o que fabrique el mejor producto del mercado, porque jamás alcanzará el éxito que se merece.

Por eso, la necesidad de identificar a tu público objetivo, analizarlo y saber cómo llegar a él se convierte en un aspecto fundamental para incrementar las ventas y mejorar los resultados de tu empresa y es que, además, no son necesarios presupuestos millonarios para implementar un buen marketing. Creatividad, organización y estrategia son los tres aliados que deben acompañar a cualquier empresa por este camino.

¿Por qué necesito hacer marketing en mi empresa?

Tanto en el mercado de consumo como en el mercado industrial, buscar, crear y mantener una relación con el cliente se vuelve imprescindible. La disposición de una personalidad empresarial bien definida facilita la proyección de una imagen clara hacia el público, aumentando las posibilidades de llamar su atención y despertar un vínculo entre ambas partes.

Para la consecución de este cometido, primero cabe señalar la relevancia que conlleva disponer de un conocimiento profundo de las personas a las que nos queremos dirigir. Conocer sus necesidades, sus deseos, sus actitudes y sus comportamientos, entre muchos otros aspectos, nos permitirá optimizar la imagen de la empresa y elaborar una comunicación eficaz y rentable.

El marketing debe acompañar la evolución de la empresa a lo largo del tiempo, no se trata de una estrategia para intensificar las ventas en un breve periodo de tiempo sino de ganarse al cliente y fidelizarlo para que repita la compra una y otra vez, así como de atraer paralelamente a nuevos clientes para que se vayan sumando a una cartera ya consolidada.

¿Cómo puedo hacer uso del marketing?

Aparecer en las páginas amarillas, publicar un anuncio esporádico en el periódico o en la radio, o regalar bolígrafos con el logo de tu empresa ya no es suficiente.

Tu empresa factura unos pocos millones de euros, pero te has dado cuenta de que estás desaprovechando recursos, de que podrías estar tocando nuevos mercados, nuevos públicos y nuevas cifras de facturación. La comunicación de tu empresa nunca se ha tomado como algo prioritario y ha llegado la hora de profesionalizarla.

Cualquier acción de marketing debe contar con la realización de un análisis, la creación de una estrategia comunicativa y su puesta en marcha:

1, Análisis

Si a día de hoy te has mantenido al margen de esta disciplina, pero debes conocer la relevancia que supone contar con una buena base de datosHabrás oído hablar de la información como “el nuevo petróleo”, y no es para menos.

La recopilación de cuantos datos sea posible de cada uno de tus clientes como su volumen de compra, frecuencia, preferencia de productos o interacciones con tu negocio nos permitirá comprender cuáles son las necesidades de tu cliente y hacerlo sentir más próximo y comprometido con tu empresa, así como predecir sus futuras reacciones ante la puesta en marcha de nuevas acciones comerciales.

2. Estrategia comunicativa

Una vez creada la base de datos, prosigue la creación de un plan de comunicación. En este se verá reflejada la estrategia comunicativa de tu empresa, sus valores y la imagen que quiere proyectar. Además, gracias a la información obtenida de la base de datos, concretará cuáles son los medios más adecuados para ponerse en contacto con el público objetivo: página web, Facebook, Instagram, Twitter, email, etc.

Paso por paso, el plan de comunicación definirá dónde, cuándo, cómo y qué debe comunicar la empresa en función de su público.

3. Puesta en marcha

Ya concretados todos los parámetros de la estrategia comunicativa, solo queda ponerse manos a la obra y ejecutar el plan, día a día y con constancia; tus clientes lo agradecerán y tus resultados se verán favorecidos.

Cada día las pymes son más conscientes de la importancia que tiene el marketing para la consecución de sus objetivos, profesionalizando así sus facultades comunicativas y aumentando su reconocimiento en el entorno. Por ello, debes recordar que:

  • El marketing no se trata de una herramienta solo alcanzable por las grandes empresas, sino que incluso una de menos de 100 empleados puede y debe hacer uso de ella. Creatividad, organización y estrategia.
  • En ninguna ocasión el marketing debe ser entendido como un gasto, sino todo lo contrario, como una oportunidad para impulsar tu negocio, una inversión.
  • El marketing va más allá de ser una acción esporádica, se trata de una filosofía empresarial que debe ser explotada con constancia y a largo plazo.

Las tareas necesarias para conseguir llevar a cabo un buen marketing requieren tiempo, constancia y dedicación; por ello, del mismo modo que una pyme contrata los servicios de una gestoría, de un bufete de abogados o de un equipo técnico de mantenimiento se puede contar con una agencia de marketing para que se ocupe de administrar todo lo que engloba esta disciplina.

¿Quieres saber más?

Descarga 'Los 5 principales tipos de agencias, ¿qué hace cada uno?'

Etiquetas de la entrada: Comunicación estratégica | Marketing