Errores de marketing digital que no deberías cometer

Las plataformas digitales han aportado infinidad de posibilidades y ventajas al marketing, hasta el punto en el que el eje de cualquier estrategia se encuentra hoy en día en el entorno online. Sin embargo, es muy común cometer ciertos errores de marketing digital que impiden que se obtengan los resultados deseados.

Sabemos que equivocarse en algún momento es inevitable y que también sirve para aprender, pero es importante tener en cuenta ciertas cuestiones que pueden hacerte el trabajo más fácil a la hora de evitar posibles disgustos en tus campañas de marketing.

Por eso, te detallamos algunos aspectos que deberías cuidar con especial atención de aquí en adelante para que tus estrategias estén ejecutadas correctamente y logres los resultados que siempre quisiste. Atención a estos errores:

1. Confiarlo todo a la publicidad

La publicidad online es más barata, fácil de contratar e incluso efectiva que la tradicional, por lo que puede ser una vía rápida para lograr objetivos como el aumento de ventas, de tráfico web y de visibilidad. Esto lo convierte en un método muy atractivo y accesible que puede llegar a confundir a algún que otro profesional del marketing digital, de ahí que sea un error común en el gremio. Sin embargo, lo ideal es conseguir resultados a largo plazo y de forma orgánica, por lo que no es recomendable abusar de las campañas publicitarias.

El SEM puede ser un impulso muy útil en ciertos momentos, pero no es apropiado apostarlo todo a esta sola carta y se debe trabajar siempre en base a otras acciones de SEO, marketing de contenidos, email marketing o redes sociales, de forma que la publicidad online no sea el único pilar de tus estrategias. 

2. Descuidar la segmentación en email marketing

Las comunicaciones por correo electrónico son muy efectivas, pero si no se realizan de la manera apropiada, pueden terminar convirtiéndose en un arma de doble filo y generar en el público el efecto contrario al deseado. Por ello, nunca se debe perder la vista a los receptores de este tipo de comunicaciones, aunque por desgracia ese es uno de los errores más comunes en marketing digital.

Para conseguir campañas eficaces, los contenidos deben de ser relevantes, útiles y adaptados a los destinatarios de los envíos, lo que significa que la personalización y la segmentación son fundamentales. son fundamentales. En otras palabras, es necesario clasificar y seleccionar los contactos específicos para cada comunicación, porque solo así las recibirán aquellas personas que de verdad están interesadas y que van a querer seguir manteniendo el contacto con tu empresa.

Al final, hay que tener en cuenta que no solo se trata de la eficacia de las comunicaciones en términos de recepción, sino que para los profesionales también es muy importante cuidar a los públicos de manera personalizada. Solo así haremos que confíen en nosotros a largo y nos proporcionen información de mucha utilidad para mejorar la calidad de nuestros servicios.

3. No prestar atención al análisis de datos

Al contrario de lo que se puede pensar en un primer momento, las campañas no terminan una vez se han llevado a cabo las acciones que las componen, sino que continúan a través de los datos que se recogen acerca de su rendimiento. Los KPIs son una fuente de información muy valiosa para conocer el comportamiento del público, sus intereses y, en definitiva, qué funciona y qué no. Recopilar información acerca de las audiencias y darle un sentido es de vital importancia en cualquier estrategia de marketing digital, aunque por desgracia se suele cometer el error de dejar de lado estas cuestiones.

Conocer a fondo a las personas a las que te diriges mediante el análisis de datos y la extracción de insights te ayudará a desarrollar campañas con precisión y, como consecuencia, con una mayor tasa de éxito a la hora de lograr tus objetivos.

4. Incumplir la normativa de gestión de datos

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir que no se fía de las tiendas online? Seguramente esto te haya ocurrido en más de una ocasión y probablemente en el futuro te vaya a volver a pasar, a pesar de que este tipo de comercios formen parte de nuestro día a día desde hace años. Esto sucede porque la privacidad y el tratamiento de datos en la red son dos de las cuestiones que más preocupan a los usuarios hoy en día, hasta el punto en el que llegan a determinar por completo los procesos de compra online.

Aunque no solo hay que tener en cuenta estos aspectos en el entorno ecommerce, sino que hay que garantizar a los usuarios que los datos que van a ceder a tu empresa, sea de la forma que sea, vayan a emplearse de manera segura siempre. Esto significa que no solo hay que transmitir confianza, sino que también hay que llevarlo a la práctica y estar al día en las diferentes regulaciones y normativas que existen al respecto. Así, no solo ganarás fiabilidad de cara al público, sino que también te podrás ahorrar algún que otro susto legal.

5. Dejar de lado las estrategias omnicanal

Hoy en día existen multitud de plataformas y soportes digitales, con todo lo que ello conlleva. Por eso es habitual que las estrategias de marketing digital se planteen de manera aislada para cada una, disgregando los mensajes que se transmiten y sin una visión global que las conecte de forma coherente. Esto es un error muy común que lleva a las empresas a no sacar todo el partido posible a sus canales de comunicación, dado que se generan barreras que impiden a los usuarios disfrutar de experiencias unificadas a la hora de navegar de una plataforma a otra.

Lo correcto en estos casos es derribar los límites entre medios de comunicación y apostar por la omnicanalidad, o lo que es lo mismo, por crear estrategias únicas en términos de mensajes, objetivos, metas y diseños, pero que se desarrollan a través de multitud de plataformas. De esta manera, se da vida a experiencias homogéneas, sin obstáculos, y que transmiten de manera más efectiva todo aquello que la marca quiere hacer llegar al público.

Al final, todo ello se puede resumir en que los errores de marketing digital más habituales se encuentran en los detalles, algo complicado de cuidar si no se tiene la experiencia suficiente. Desde Bannister Global te podemos ayudar en todos estos aspectos y muchos otros más para que consigas los mejores resultados en tus estrategias.

¿Hablamos?

Guía básica de Inbound Marketing

Etiquetas de la entrada: Comunicación online | Marketing