Consejos para mejorar la comunicación interna en las pymes

Vivimos en un entorno empresarial donde los cambios van cada vez más rápido y uno de los grandes retos de las pymes es poder adoptar medidas de gestión que en principio pueden parecer un lujo propio de grandes compañías. Una de las grandes olvidadas es la comunicación interna: la relación con los empleados de tu empresa, la necesidad de motivar a tu equipo humano.

Tener personal motivado, que conozca y asuma la cultura corporativa de la empresa ayuda a que se sientan identificados con ella y sean fieles a la organización. Como consecuencia, las empresas retienen a sus mejores empleados consiguiendo así adaptarse mejor a los cambios del mercado y ser más competitivas.

Es verdad que la mayoría trabaja por motivos económicos, pero también es cierto que las circunstancias internas de la empresa ayudan a los profesionales a implicarse con la dirección, sentir que se es parte de un proyecto facilita el estar más dispuesto a trabajar en beneficio del equipo.

Además, esta motivación de los empleados acaba por transmitirse a los clientes, lo que beneficia la imagen de tu organización. Muchas empresas olvidan que generar una buena imagen interna crea una buena imagen externa. Seguro que muchos clientes llegan a tu empresa porque les han hablado bien de vosotros, o han trabajado contigo en el pasado y tienen un buen recuerdo.

Tus primeros clientes son siempre tus empleados: si conocen la empresa, sus valores y puntos fuertes y se sienten parte de ella, serán los primeros prescriptores de tu marca. Lo que cuentan, su forma de trabajar y cómo hablan de su organización puede ser tan beneficioso para la compañía como una campaña publicitaria. 

Herramientas de comunicación interna

Hay multitud de herramientas que se pueden utilizar para mejorar la comunicación interna en las pymes. Lo primero que se debe tener en cuenta es que conseguir un buen clima laboral es fundamental: las incertidumbres y rumores no son buenos.

Sin embargo, no debemos confundir comunicación con información: tan importante es dar información como preocuparse de recibir feedback. Debes crear un clima de comunicación constante, y prestar atención e interés a las cuestiones o inquietudes que tus empleados te trasladen.

Entre las herramientas más utilizadas para conseguir esta comunicación bidireccional podemos encontrar: 

  • Manuales corporativos, manual del vendedor, welcome pack...
  • Convenciones anuales.
  • Revista interna.
  • Tablón de anuncios.
  • Nuevas tecnologías: intranet, revista digital, correo electrónico...

También hay que tener en cuenta las reuniones periódicas con los empleados. Siempre convocadas con antelación y con un orden del día para que sean ejecutivas, ayudan a reforzar el sentimiento de equipo y la sensación de que todos reman en la misma dirección.

La comunicación interna es sólo una parte dentro del complejo mundo de la comunicación empresarial.

¿Quieres saber más?

Descarga 'Los 5 principales tipos de agencias, ¿qué hace cada uno?'

Etiquetas de la entrada: Comunicación estratégica