Cómo mejorar las presentaciones comerciales de tu empresa en 3 pasos

Las empresas frecuentemente se encuentran con la necesidad de crear presentaciones comerciales como documentación de apoyo para sus vendedores. Pero en realidad, ¿sabemos cómo hacerlas? ¿Qué es lo que pasa cuando no se hacen bien? Una presentación puede ser una gran aliada a la hora de conseguir un cierre de venta en una reunión o exposición ante varios clientes potenciales.

Lo que ocurre es que a menudo los vendedores deben vérselas con presentaciones comerciales o catálogos de productos que les envían desde el departamento de marketing y que no se adaptan en absoluto a las necesidades de la entrevista, con lo que se puede llegar a arruinar por completo una reunión.

Por eso queremos darte algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de mejorar las presentaciones comerciales de tu empresa.

Cuida el diseño y la redacción

La audiencia ya conoce de sobra las plantillas que vienen predeterminadas en los programas habituales de diseño de presentaciones. Es mejor utilizar una plantilla personalizada, que se adecúe al tema que estamos tratando y acorde con la empresa a la que le estamos realizando la presentación.

Trata de elegir fondos simples y un estilo de fuente que sea fácil de leer, también es importante que mantengas una coherencia visual a lo largo de toda la presentación.

Por supuesto, no debemos olvidar la redacción de los textos, si te cuesta trabajo, no tienes tiempo o no hay nadie en tu empresa que lo pueda hacer lo suficientemente bien, no lo dudes y contrata a un profesional. Es la única manera de que tus mensajes sean claros, directos y efectivos y de que te sientas seguro ante tu potencial cliente.

Optimiza el tiempo

En las presentaciones comerciales el tiempo es oro y más vale ser breve. Hay que aprovechar cada diapositiva al máximo.

Trata de enfocarte en lo importante y en lo que tu cliente quiere escuchar. Las ventajas que tu producto puede ofrecerle y cómo puedes ayudarle a mejorar su negocio a través de tus productos o servicios.

Es importante saber cuáles son las necesidades de nuestro cliente y transmitirle la posibilidad de mejorar su negocio a través de nuestra empresa. Imagina que vendes zapatos, si la suela es de goma, eso no es importante en sí, lo importante es que poseen aislación térmica y amortiguación.

A lo largo de la reunión debes hacer que tu cliente se visualice con el producto o servicio, sobre todo, en el futuro. Todo lo que ha conseguido gracias a vuestra colaboración y el gran valor añadido que supone para su compañía. Para ello apóyate en el material de comunicación, presentaciones, catálogos, imágenes…

La toma de decisión

Otro tema crucial sobre todo en mercados B2B, es conocer muy bien quiénes son las personas implicadas en el proceso de compra y qué motivación tiene cada una. Por ejemplo, en una empresa de cierto tamaño, lo normal es que la decisión de ciertos productos lo tomen en el área técnica, que es quien lo utiliza, y la de compra sea la que decide precio.

Normalmente se tiende a pensar que los de compras únicamente quieren bajar el precio, cuando a lo mejor su objetivo es reducir proveedores. Es importante que lo tengas en cuenta y que lo utilices en tu beneficio.

¿Quieres saber más?

Los 5 principales tipos de agencias, ¿qué hace cada una?

Etiquetas de la entrada: Comunicación estratégica | Diseño