Cómo medir los resultados de una campaña de email marketing

La gran mayoría de las estrategias de marketing digital se pueden medir y una de las más habituales es el email marketing, que nos permite asegurarnos de que el receptor reciba el mensaje, aunque en su mano está leerlo, borrarlo o ignorarlo. Cuando hacemos un envío, hay que tener presentes algunos indicadores para saber cómo medir los resultados de una campaña de email marketing. Por ejemplo, cuántos receptores abrieron el correo, a cuántos no les llegó el mensaje y si hemos ganado o no suscriptores. Son solo algunos de los datos que podremos obtener y que nos ayudarán analizar la situación y actualizar la base de datos.

Medición de resultados de email marketing

Las métricas son fundamentales, ya que con ellas obtendremos todos los datos que necesitamos para saber si hemos alcanzado nuestros objetivos. Aunque toda esta información no solo nos indica qué ha funcionado o qué no, también nos ofrece datos valiosos para optimizar futuras campañas y maximizar los resultados.

Hay varios indicadores que nos permiten medir los resultados de una campaña de email marketing, pero dependiendo del sector de la empresa y otros factores, se tendrán en cuenta unos KPI u otros. A continuación, te explicamos las principales métricas que toda campaña debe analizar:

  • Tasa de apertura (Open Rate): Indica el porcentaje de emails abiertos con respecto al número de emails que se han entregado. Podemos usar tanto aperturas totales como únicas, pero lo que tenemos que tener en cuenta en la interpretación del ratio. Si usamos las aperturas únicas sabremos el número de personas que abren el correo. Mientras que si usamos las aperturas totales veremos en qué medida el mail ha sido relevante en base al número de veces que se ha abierto, ya un usuario puede abrir el correo más de una vez. Es un indicador muy interesante porque depende del remitente, del asunto y del texto de previsualización, ya que es la única información que puede ver el receptor para decidir si abre o no el mensaje.
  • Tasa de clics (Click-Through Rate): es un porcentaje que se refiere al número de clics que los destinatarios han hecho sobre el total de entregas. Si queremos saber cuántas personas han hecho clic respecto a todos los emails entregados, empleamos clics únicos, mientras que si buscamos saber en qué medida el contenido ha impactado, usaremos la variable de clics totales. Este KPI también mide el total de clics hechos en un enlace determinado dentro del cuerpo de nuestro mensaje. Por ejemplo, si en nuestro email aparece un enlace a nuestra web para que el usuario obtenga más información, el Click-Through Rate también mediría estos clics. Es una métrica que está muy relacionada con el contenido y con el diseño del correo electrónico.
  • Clics por aperturas únicas: Al contrario que en el caso anterior, esta métrica nos indica cuántas personas, entre las que abrieron el correo, llegaron a hacer clic. De ahí la importancia de que el asunto y el contenido sean coherentes entre sí para que el usuario realice la acción que queremos, por ejemplo, suscribirse a nuestra newsletter.
  • Tasa de rebote: Hasta ahora nos hemos centrado en los emails que fueron exitosos, pero este indicador trata de dar información sobre aquellos emails que por algún motivo no han llegado a la bandeja de entrada de los usuarios. Podemos distinguir entre dos tipos de rebote: el rebote blando (soft bounce) se debe a una bandeja de entrada llena o una caída del servidor, por ejemplo. Y el rebote duro (hard bounce) se produce principalmente porque no existe esa cuenta de correo electrónico o por errores en la escritura.
  • Tasa de baja: Los usuarios tienen que tener la opción de eliminar su suscripción. Normalmente se obtienen las direcciones de correo electrónico a través de una suscripción que el usuario hace a una lista que hemos creado previamente, siempre con el consentimiento previo para el tratamiento de sus datos. Esta suscripción puede venir dada como resultado de diferentes campañas y es muy interesante mantener estas listas. Este KPI nos indica cuántos usuarios se han dado de baja de estas listas. ¿Por qué se dan de baja? Uno de los motivos podría ser por falta de interés en la campaña concreta. La tasa de baja es muy interesante porque nos ayuda a conocer la evolución de las listas y saber si hay que realizar cambios en las campañas de email marketing.

Estos datos te ayudarán a analizar el impacto de tu campaña, pero también necesitaras otros parámetros estadísticos para hacer un análisis más profundo y los tendrás en tu gestor de email marketing. Te aconsejamos que hagas informes a menudo para saber el avance de tus objetivos.

Te recordamos que las campañas de email marketing no tienen que reemplazar a las redes sociales ni viceversa. Aprovecha las ventajas de ambas opciones, ya que las redes sociales permiten visibilizar y ganar presencia online, mientras que una campaña de email marketing permite generar tráfico hacia tu página web, lo que también puede tener influencia en un mejor posicionamiento en Google.

Esperamos que hayas tomado nota de estos indicadores y que tu próxima campaña de email marketing sea un éxito.

¿Quieres saber más?

Descarga 'Los 5 principales tipos de agencias, ¿qué hace cada uno?'

Etiquetas de la entrada: Marketing | Comunicación online