Cómo decidir en qué redes sociales estar (o no) con tu marca

Según los datos del ‘Estudio anual de redes sociales’ de 2016 de IAB Spain, un 81% de los internautas españoles de entre 16 y 55 años utilizan redes sociales, lo que representa más de 15 millones de usuarios. Con estas cifras, no es de extrañar que la mayoría de empresas y organizaciones hayan convertido ya sus perfiles sociales en un pilar fundamental de sus estrategias de comunicación y marketing corporativas. Pero todavía existen marcas sin presencia en redes sociales.

Aunque parezca mentira, a estas alturas de la revolución de las tecnologías de la información, no son pocas las compañías que viven de espaldas a la realidad del 3.0, bien sea por desconocimiento, por miedo o por tener poca fe en los beneficios que les pueden reportar las redes sociales. ¿Cuántas veces habremos escuchado eso de que “mi negocio no necesita tener presencia en redes sociales”?

Pues nada más lejos de la realidad, ya que son una herramienta excepcional para construir imagen de marca y trabajar el posicionamiento de las empresas, interactuar con sus clientes, observar a la competencia, explorar las tendencias del mercado, potenciar las ventas… Pero la clave de una presencia exitosa en este ámbito reside, como en cualquier otra área de negocio, en gestionarlo en base a una estrategia, que comienza con la siguiente pregunta: ¿En qué redes sociales debe estar presente una empresa?

Su respuesta no entraña ningún complejo algoritmo ni recetas mágicas, simplemente debes estar donde se encuentre tu público objetivo y, para ello, has de conocerlo a la perfección con todas sus particularidades. Edad, nivel de estudios, poder adquisitivo, gustos e intereses son algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de construir tu presencia en redes sociales.

Cada red social funciona de una forma diferente, así que antes de lanzarte a abrir perfiles como un loco, debes conocer qué permite hacer cada una, si es atractiva o no para tu público objetivo y si es coherente con la imagen de la empresa.

No te dejes llevar por los efectos de las modas y afronta la elección con sensatez. De poco te servirá tener cuenta en Snapchat si te dedicas a la instalación de tabiquería seca.

Facebook, la red social de los consumidores

Encabeza la categoría de las conocidas como redes generalistas por ser la más usada en España, y en el mundo entero. Para las empresas que se orientan a consumidor final, es el canal idóneo para compartir noticias sobre la marca, información de productos, descuentos y promociones, fotos y videos.

Se trata de la red social más completa ya que facilita la generación de tráfico a la web, genera relaciones con los clientes, favorece la captación de clientes potenciales e incluso ayuda a incrementar las ventas.

Los usuarios acuden a Facebook con el fin de satisfacer principalmente tres necesidades: entretenimiento, información y comunidad. Por todo eso, es la red social más utilizada para seguir a las marcas.

Twitter, el canal de comunicación con tus clientes

También dentro de las consideradas como generalistas, se enfoca más a la atención al cliente y la monitorización. Se caracteriza por el uso de los #hashtags, con los cuales se pueden realizar búsquedas más selectivas para obtener información más precisa.

Te interesa estar en Twitter si tu empresa tiene mucha capacidad para generar contenido y conversación con los usuarios o clientes, o si necesitas monitorizar lo que ocurre a tu alrededor, lo que se dice de ti o las tendencias y modas de tu mercado o sector.

Instagram, la fuerza de la imagen

Caracterizada por su marcado aspecto visual y orientada a las tendencias de estilo de vida, las empresas la utilizan principalmente para hacer branding, ya que no facilita el tráfico de visitas a la web. Desde su nacimiento en el año 2010, ha experimentado un crecimiento muy fuerte que actualmente la sitúa entre las principales redes sociales en España en cuanto a número de usuarios. Aquí es donde, junto con Snapchat, podremos encontrar al público con capacidad de compra más joven.

En sus inicios sólo permitía la creación de perfiles personales, pero actualmente ya cuenta con la opción de cuentas para empresas que incorporan dos grandes beneficios: el acceso a las estadísticas y la posibilidad de hacer publicidad.

LinkedIn, las relaciones entre profesionales

Su función es poner en contacto a distintos profesionales para generar una red de trabajo. Las empresas pueden crear páginas corporativas para publicar información de interés, conectar con sus empleados e incluso llevar a cabo procesos de selección.

Se trata de la red social por excelencia para empresas B2B, ya que permite encontrar con más facilidad el nicho de mercado al que queremos dirigirnos, facilita la captación de leads y puede aumentar el CRM de las empresas.

YouTube, el poder del video

Te interesa si tienes capacidad para generar contenido audiovisual, ya que favorece el posicionamiento SEO de las marcas y tiene un gran poder de atracción para los consumidores. Una foto o un artículo pueden dar una idea a tus clientes potenciales de las características de lo que ofertas, pero un vídeo es un valor añadido mucho más valorado.

Cómo decidir en qué redes sociales debe estar (o no) una marca

Además de las mencionadas anteriormente, existen otras redes sociales de uso menos masivo que se especializan en ámbito más concretos como Pinterest o Flickr (fotografía), Vimeo, (vídeo), Snapchat, o Google+, que también pueden ser de interés si tu público objetivo se encuentra en ellas.

En cualquier caso, la elección de las redes sociales más interesantes para tu empresa va a depender de varios factores y es imprescindible analizarlos con detenimiento para así poder escoger las más adecuadas. Pero el trabajo no termina con la creación de los perfiles.

También será necesario definir una estrategia en base a unos objetivos y desarrollar un plan de acción para la adecuada gestión de la presencia en redes sociales de tu empresa. Para eso, si lo necesitas, puedes contar con la ayuda de profesionales expertos en la materia. Porque crear un perfil en Facebook es gratis y cualquiera puede hacerlo, pero gestionarlo con talento y mantenerlo en el tiempo requiere de esfuerzo, dedicación e inversión.

Si tienes dudas sobre cómo enfocar tu estrategia de comunicación, te animamos a explorar nuestra blog y nuestro último ebook sobre los principales tipos de agencias.

Descarga 'Los 5 principales tipos de agencias, ¿qué hace cada uno?'

Etiquetas de la entrada: Comunicación online | Redes sociales