Cómo crear una newsletter (casi) perfecta en 7 pasos

Ya te habíamos contado lo importante que es tener una buena base de datos para tu estrategia de inbound marketing por aquí y cómo organizarla en un CRM por aquí. Esa lista de contactos es uno de los tesoros más preciados de tu empresa, aunque seguro que en más de una ocasión has pensado: ¿qué hago con ella? ¿qué le envío? ¿qué le cuento? ¿qué le vendo? Teniendo en cuenta el bombardeo de correos promocionales que todos tenemos a diario, planear una campaña de email marketing no es una tarea sencilla, y es que a nadie le gusta el olor del spam por la mañana. Pero tranquilo/a, no es el apocalipsis del email marketing ni mucho menos, de hecho, su efectividad crece en tiempos de crisis, te lo contamos en cifras:

  • En el mundo  3,9 millones de personas usan el email a diario.
  • El 73% de los millenials prefieren las comunicaciones de empresas vía email.
  • La tasa de apertura media subió al 18% en 2020.

Como ves tus contactos están esperando recibir información relevante de tu empresa, de nada vale tener una buena base de datos si no la trabajas y la mantienes viva. Ahora que sabes los porqués vayamos al cómo.

Una forma perfecta de mantenerte en la mente de tu público objetivo es el envío por correo electrónico de una newsletter o boletín informativo. Y es que una newsletter (bien hecha) es útil para mantener al público informado, ganar tráfico y dirigir a los usuarios a dónde tú quieres que vayan y en este post te vamos a explicar los pasos a seguir para crear una newsletter casi perfecta.

Los 7 pasos para diseñar una newsletter que funcione

 

1. Establece un objetivo para tu newsletter 

Antes de comenzar a redactar una sola palabra, ten claro el objetivo del boletín y cómo este debe encajar en tu estrategia de marketing. Ten en cuenta que tu meta debe ser algo más de "cuántas personas lo abrieron", debería estar más estrechamente vinculado a tus objetivos comerciales generales. Y por supuesto, estos objetivos han de ser claros y medibles, aquí te ponemos algún ejemplo para inspirarte:

  • Dar a conocer un nuevo producto.
  • Fidelizar a los clientes actuales.
  • Captar a nuevos clientes.
  • Poner en valor algún aspecto de tu empresa.
  • Aumentar las ventas.
  • Conocer mejor las preferencias del cliente.

2. Inspírate en ejemplos de boletines informativos exitosos

Revisa algunos ejemplos dentro y fuera de tu sector.  Suscríbete en las páginas web que consideres de relevancia y abre tu bandeja de entrada: ¿cuáles son las tendencias? Fíjate en el diseño, los textos, las llamadas a la acción o CTAs, el uso de las imágenes, etc. 

Coge las buenas ideas y evita los errores que ya han cometido otros.

3. Elige el contenido de tu email

Un error de principiante es abarrotar los boletines informativos de contenido. Enfoca tu newsletter y evita que se convierta en un batiburrillo de novedades sobre productos, noticias sobre tu equipo, publicaciones de blog, calendario de eventos... Necesitas un hilo común para mantenerlo unido, para reducir la aleatoriedad de un boletín de correo electrónico, enfócate en un tema muy específico, no en tu empresa en general.

Otra idea importante es no abusar del ‘autobombo’. Lo más probable es que los suscriptores de tu boletín no quieran saber de tus productos y servicios el 100% del tiempo. Por eso, compagina contenido promocional con contenido educativo. Por ejemplo, si tienes una tienda de sombreros y lo único que le envías a tus suscriptores -por mucho que sean amantes de los sombreros- es información sobre tus productos con el único CTA de ‘compra, compra, compra’, es probable que la única CTA que sigan es la de darse de baja en la suscripción. ¿Por qué no les hablas de las tendencias en sombreros para la próxima primavera? ¿Y si les enseñas muestras cómo pueden combinar su sombrero con la ropa adecuada?

4. Mantén tu newsletter minimalista

Menos es más y como te explicamos en el punto anterior, tu boletín puede acabar abarrotado de información irrelevante fácilmente. Por eso, apuesta por copys sencillos y suficiente espacio en blanco en el diseño. 

El copy conciso es clave, piensa que tus lectores están demasiado ocupados como para dedicarle a tu newsletter más de 20 segundos, y en realidad, ¿acaso tu objetivo es que se pasen leyendo tu newsletter todo el día? Tú objetivo es que vayan a otro lugar (tu sitio web o blog, por ejemplo) para consumir todo el contenido. Enseña una pequeña muestra de tu contenido, lo suficiente como para que quieran hacer clic y obtener más información.

En cuanto al diseño del email, no temas al espacio en blanco: ayuda a aliviar visualmente la sensación de desorden y, en dispositivos móviles, hace que sea mucho más fácil para las personas hacer clic en el enlace correcto.

5. Elige una única llamada a la acción principal 

Parte de lo que convierte a un boletín informativo en un boletín informativo es que presenta varias llamadas a la acción (CTA). Pero esto no significa que debas permitir que esas llamadas a la acción compartan la misma importancia y que se disperse el enfoque del boletín.

Piensa nuevamente en el objetivo de tu boletín y elige el CTA principal  en base a él. Piensa en lo que quieres que hagan la mayoría de tus suscriptores y deja el resto de llamadas a la acción como opcionales. Ya sea ver una publicación de blog o reenviar el correo electrónico a un amigo, haz que sea simple para tus suscriptores saber lo que quieres que hagan.

6. Usa toda tu creatividad a la hora de elegir el asunto del mail

Sí, esta pequeña frase se merece un apartado entero. Debes pensar en el asunto como si fuese el escaparate de tu newsletter,  por eso, no dudes en tomarte tu tiempo para pensar en una línea de texto atractiva que genere expectación e incite al usuario a querer saber más. Para aumentar la tasa de apertura de tu boletín, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • El tamaño sí importa: cada gestor de correo tiene un límite de caracteres distinto a la hora de mostrar la línea de asunto: Gmail muestra los primeros 70 caracteres, mientras que Hotmail y Yahoo  muestran solo 60 y 46 caracteres respectivamente. Además, recuerda que cada vez más usuarios consultan sus emails desde dispositivos móviles, donde los límites de caracteres son todavía más reducidos. Así que trata de condensar la información, con lo que además conseguirás que el asunto sea más impactante.
  • Las palabras prohibidas: si tu gran miedo es caer en la bandeja de spam de tus suscriptores, empieza por evitar el uso de palabras como “gratis” o “urgente”. Además, cuida la gramática y evita el uso abusivo de mayúsculas y caracteres especiales si quieres evitar a la policía del spam.
  • Ponte en la piel de tus suscriptores: piensa en sus necesidades y habla de beneficios para ellos; también deberás tener en cuenta la actualidad, ya que lo que un suscriptor espera obtener de una newsletter es mantenerse al día sobre las tendencias del sector o aprender más sobre un tema determinado. Escribir líneas de asunto que hacen referencia a novedades puede ayudarte a posicionar tu marca como una autoridad dentro de tu sector.

7. Sé legal

Sí, para enviar un correo electrónico has de cumplir con varias leyes, concretamente la CAN-SPAM y GDPR. En primer lugar, has de tener un pie de página en tu newsletter con tu dirección y una manera fácil (y visible) de darse de baja de tus correos electrónicos. 

Por otra parte, la GDPR es una ley de privacidad similar pero más completa que se aprobó en Europa en 2018, que requiere que solo se envíen boletines informativos a aquellas personas que han optado manualmente por recibirlos. En otras palabras, envía solo correos a aquellas personas que se han suscrito voluntariamente en tu web.

Una newsletter profesional para tus contactos potenciales 

Ahora solo queda programar tu newsletter o pulsar el botón de enviar (ten en cuenta que el día y la hora a la que lo hagas también es importante para que tu email tenga éxito). Si la newsletter no ha obtenido los resultados que esperabas, no desesperes, el octavo paso es analizar cifras: tasa de apertura, dónde ha clicado la gente, etc. Localiza errores y éxitos, y planifica tu próximo boletín en base a ellos.

 

Si necesitas ayuda con tu planificación de email marketing, no olvides, que como expertos en Inbound Marketing, en Bannister Global tenemos las herramientas y el equipo para ayudarte. 

¿Quieres saber más?

Guía básica de Inbound Marketing

Etiquetas de la entrada: Inbound marketing | Email marketing