Claves para destacar tus emails de marketing industrial

El correo electrónico no ha perdido potencia y sigue siendo la principal vía de comunicación para las empresas, tanto a nivel interno como externo. Es una de las herramientas más eficaces en el ámbito del marketing dirigido al consumidor final, pero también lo es en el marketing industrial en el que existe un amplio camino que recorrer.

Pocas empresas B2B españolas apuestan por utilizar email marketing, ya que requiere:

  • Técnicas específicas.
  • Buenas prácticas.
  • Un conocimiento muy profundo del cliente al que se dirigen.
  • Una disposición de información segmentada.

Más allá de la automatización de esta potente herramienta, desde los departamentos de marketing, ventas y comercial de compañías industriales se envían a diario emails a clientes y potenciales clientes con información sobre las novedades de sus productos y servicios. ¿Son efectivos? ¿Cómo podrían serlo?

Llama la atención y supera el filtro de la bandeja de entrada

Una estrategia de email marketing B2B no consiste, o no puede consistir, simplemente en enviar un email. Hay que tener en cuenta que, en una cuenta corporativa, cualquier trabajador de cualquier departamento recibe al día una gran cantidad de correos electrónicos. Y estas cifras se dispararán, sin duda, si se trata de un ingeniero de procesos o gestor de proyectos

Por ello, para llamar la atención y convencer a un comprador profesional –informado, muy ocupado y que recibe al día cientos de emails de diferentes asuntos– hay que pasar el filtro de interés en su bandeja de entrada. Lo que buscamos es que nuestro buyer persona abra, lea y actúe sobre nuestro email de marketing industrial.

Para llegar a esa bandeja de entrada ten en cuenta que el primer cribado vendrá de la mano de su servidor de correo electrónico. ¡Ten cuidado y no caigas en su bandeja de spam! Existen maneras de evitarlo.

Ten en cuenta el texto de previsualización y el remitente

Una vez que tu email haya llegado a su bandeja de entrada, debes distinguirte. Tienes que lograr que destaque entre los mensajes no leídos y, para ello, ten en cuenta la vista previa del texto del contenido, también llamado preheader text.

Tampoco olvides reservar lo más significativo de tu comunicación para la parte superior izquierda de tu email. En primer lugar, un saludo personalizado, que contribuirá a generar confianza y, si vas a ofrecer un contenido –webinar, informe, actividad…–, trata de situar su enlace en la parte superior del email para que resulte sencillo su acceso.

Además, tienes que motivarlos desde los primeros elementos visibles del email. Uno de los puntos clave está en que el remitente sea reconocible o fácilmente identificable. Esto genera confianza en el que lo recibe. Por ello, en la línea “De” evita las direcciones de correo electrónico genéricas –del tipo noreply–. En ese caso, el grado de interacción será casi nulo.

Un consejo: utiliza tu nombre tan solo cuando tengas la seguridad que el destinatario lo reconocerá sin dudar o si existe una relación previa. Lo más adecuado es utilizar el nombre o la marca comercial de tu empresa para que tus clientes o posibles clientes puedan observar a primera vista tus comunicaciones por email.

Evita líneas de asunto genéricas en tus emails de marketing industrial

Un motivo muy sugerente, que marcará la diferencia y que provocará interés en el destinatario será el “Asunto”.

El email que envíes al jefe de departamento o un trabajador destacado en el proceso industrial de una empresa B2B debe destacar por su encabezamiento. El objetivo que buscamos es incitarlo a que abra el correo.

Ten en cuenta que, si en el asunto figura un tema genérico, anodino y sin sustancia causarás el efecto contrario: desincentivarás a tu destinatario y el correo acabará en su papelera. Un email efectivo comprenderá información técnica, instrucciones, artículos relevantes destacando las particularidades y beneficios de un producto o un servicio o actividades concretas que resulten provechosas para el destinatario.

La línea de asunto debe ser convincente, estar orientada a informar, pero también impulsar a la acción. Lo recomendable es que estén compuestas de sujetos y verbos que inciten a la acción. Una buena escuela son los titulares de las noticias en los medios de comunicación. Te darán una idea de cómo puedes llamar la atención ya que resumen en pocas palabras lo más relevante de una información.

Claves para destacar tus emails de marketing industrial

Blink test: las primeras palabras marcan la diferencia

Lo has conseguido y han abierto tu email. Ahora los protagonistas serán el encabezado y las primeras líneas. Marcarán la diferencia entre ser leído o totalmente desechado. Los correos electrónicos, al igual que las páginas web, pasan la llamada ‘prueba de parpadeo’ o blink test.

Esos 3 o 4 segundos desde que haces clic en el correo o la página y enfocas las primeras palabras son decisivos. El destinatario decidirá en ese momento si va a seguir leyendo hasta el final.

Aporta información relevante y cuida la redacción

La estructura cuerpo del correo electrónico debe ser clara, sencilla y atractiva. Debes atrapar su atención. Y para conseguirlo es vital ofrecer información relevante y su presentación es clave.

Para que el mensaje de tu email cale, ten en cuenta varios aspectos como la lectura en diagonal. Por eso es importante:

  • Limpieza y concisión. El cuerpo del correo electrónico no debe ser excesivamente largo porque desconectará y le perderás.
  • Redacción natural. Intenta reflejar cómo eres, sin caer en lo casual ni tampoco excesivamente formal. Dependerá del grado de conocimiento y relación que poseas con tu destinatario.
  • Usa negritas, subrayados, listas y viñetas para resaltar ideas importantes.

Nuestro correo electrónico debe, sí o sí, incluir contenido de utilidad para nuestros clientes y potenciales clientes. Habla de ellos, de sus preocupaciones, de sus necesidades y de cómo puedes ayudarles, de qué manera puedes hacerles la vida más fácil.

Antes de hacer clic en el botón de enviar no está de más revisar varias veces los textos –desde la línea de asunto hasta la despedida– para detectar posibles errores ortográficos o gramaticales. Una escritura correcta y un contenido bien estructurado demuestran profesionalidad y organización.

Enlaces interesantes y sin abusar de elementos gráficos

Tu correo de marketing industrial o de marketing para profesionales debe buscar que el destinatario acabe en tu web, echando un vistazo y navegando el mayor tiempo posible.

Por eso, es interesante que les proporciones diferentes enlaces que le dirijan allí, con contenido que pueda resultarle fructífero y valioso. Es lo que marca la diferencia. Sitúa enlaces en la parte superior del correo y repítelo en la inferior. Multiplicará las posibilidades de que accedan. Dales facilidades y, en ocasiones, siembra la urgencia como en este ejemplo: “El registro permanecerá abierto hasta el jueves”.

Por último, si para ti la presentación –color, tipo de letra, gráficos…– es relevante, quizás debas apostar por correos electrónicos HTML. Eso sí, que sea sencillo, sin animaciones y sin excesivos elementos gráficos.

 

Estas son algunas claves para que tus emails de marketing industrial o comerciales sean beneficiosos para ti y provechosos para aquellos a los que van dirigidos. Comunicarás mejor y seguro que recibirás un feedback positivo.

En Bannister Global podemos mejorar la comunicación y la estrategia de marketing de tu compañía. Contáctanos y te ayudaremos.

¿Quieres saber más?

Guía de marketing industrial: el futuro después del Covid-19

Etiquetas de la entrada: Email marketing | Marketing B2B