Catálogo de excusas para no renovar una web

Cuando nos acercamos a hablar con un empresario o directivo que tiene una potente empresa industrial, de SaaS, minería, de maquinaria, de construcción forestal o naval, siempre le echamos un ojo antes a su web y, si es posible, le hacemos un análisis básico de su rendimiento. Normalmente, estas empresas enfocadas al negocio B2B cuentan con unas páginas web realmente mejorables. Bueno, alguna de ellas realmente desastrosa.

No suelen reflejar el valor de la empresa como agente de creación de valor en su entorno, ni ayudan a los equipos comerciales, ni permiten conocer su fortaleza o sus capacidades. 

Después de muchos años hablando con clientes, asistiendo a presentaciones comerciales, respondiendo a peticiones de ofertas, los profesionales de Bannister Global ya hemos escuchado todas las excusas posibles para no invertir en marketing digital y no renovar una web. Y para todas las excusas tenemos una objeción.

“Pero es que mi empresa vende en el extranjero a un par de clientes B2B”

Tremendo error es pensar que tener una web potente, que tiene información suficiente, con un blog bien nutrido es sólo para empresas que venden B2C. Sin duda, Zara, Iberia y Vodafone tienen páginas potentes, muy bien orientadas a captar clientes y cerrar ventas. Sin embargo, esa vocación no es exclusiva de las empresas con millones de clientes minoristas.

Las empresas industriales que quieran triunfar en el entorno digital, en la economía del presente, deben contar con una web potente que permita llegar más lejos, captar más clientes y ofrecerles valor.

“Es que ya tenemos una que hicimos hace cuatro años”

Enhorabuena, si tu página tiene unos años y desde entonces no le has cargado nuevo contenido (fotos de proyectos, descripciones de productos, casos de éxito…), tu web está en muerte cerebral. Desde todos los puntos de vista. Si su tecnología está desfasada, si no se creó con criterios SEO, si no cuenta con certificado SSL, si hay links rotos… No vale nada.

No se trata sólo de hacer “mantenimiento web”, que también es necesario. Se trata de crear contenido útil y permanecer a la vanguardia para que los usuarios te encuentren a través de Google.

“Los informáticos que me llevan el tema están muy liados”

El desarrollo de una página web no es trabajo (sólo) para un equipo de informáticos. Si tu empresa tiene informáticos expertos en software de diseño industrial, en autómatas, en mantener la red o en desarrollar programación Java, Python o C, hacer una web no es para ellos. Es más, si tu empresa tiene un servicio externalizado de informática para llevarte el ERP, la red o lo que sea, tampoco es un trabajo para ellos. El trabajo de construcción de una web corporativa y orientada a generar beneficios para una empresa debe ser liderado por un equipo experto en contenidos, en mensajes, canales de conversión… Un equipo de marketing

“No tengo tiempo para ponerme a hacerla”

Claro. Nadie lo tiene. Quizá has vivido antes el proceso de ‘hacer una web’ y has sufrido plazos que se dilataban, problemas sobrevenidos durante el desarrollo. Quizá no habías elegido bien el socio para el proyecto. Cuando un proveedor de servicios informáticos te presenta un presupuesto para desarrollo de una web, nunca incluye la creación del contenido, la estructuración de los mensajes o la elección de las imágenes. Sólo construirán con los materiales que les aportes.

Por eso la última vez que hiciste tu web el proceso resultó complejo e insatisfactorio. Si no estuviste pendiente de qué había que poner en cada sitio y de qué mensajes trasladar, la cosa no acabó bien del todo. Por ello es muy habitual encontrarse webs mal acabadas, con links rotos, traducciones baratas y fotos de stock.

El enfoque de Bannister Global es ‘llave en mano’. Nuestras webs son robustas en tecnología, pero tienen los mensajes muy bien afinados. Nos esforzamos en conocer tu negocio, en cómo te relacionas con tus clientes y en lo que ellos necesitan. Somos expertos en marketing industrial. Nada nos asusta.

“Mi web no me ayuda a vender, sólo es imagen”

Pues estás padeciendo un coste de oportunidad tremendo. Tener una web que ‘está ahí’ sólo para quedar bonito, con unas fotos espectaculares de tus obras y productos, con unos vídeos chulos y llenas de efectos visuales, no es útil. Las webs de empresas más exitosas son impactantes, claro, pero también consiguen resultados y generan beneficios.

Eso en el caso de que tu empresa tenga una web con mucha carga gráfica, desarrollada por alguien con buen gusto por el diseño. Si tu web es un apaño barato de las que te ofrecieron proveedores como QDQ, Páginas Amarillas o similares, pues se te ha quedado pequeña. Esas plataformas está orientadas a webs low cost, hechas en serie y sin ningún cuidado.   

“No tengo capacidad de gastar en eso en este momento”

Si piensas que destinar recursos a hacer una web es gastar, estás equivocado. Se trata de invertir en una herramienta que logre objetivos de generar tráfico, de conseguir convertir ese tráfico en contactos y de poder transformar esos contactos en clientes. Una web potente, bien estructurada y con tecnología de automatización es el primer comercial de cualquier empresa. A día de hoy es más rentable tener una web potente que contratar a un comercial para que vaya llamando a puerta fría por ahí.

Cualquier empresa con una facturación relevante debe tener recursos suficientes para invertir en la transformación digital.

“No necesito un blog en mi página web. No genero noticias con regularidad”

Está claro que la web de tu empresa no va a dar noticias como si fuera la de un portal de información como Cadena SER o RTVE. No vas poder informar a tus clientes de constantes aperturas, presencias en ferias o nuevos productos.

Pero un blog de una web corporativa no está para dar noticias, está para ofrecer contenido atractivo para tus posibles clientes. Debe generar valor para el usuario, participar de la conversación, resolver dudas y acompañarlo a través del buyer’s journey.

“En mi sector nadie tiene una web potente”

Pues razón de más para adelantarte. Si tu competencia tiene, en general, unas páginas tan malas como la tuya, eso no es excusa, porque un empresario líder debe adelantarse siempre a los demás. Quien da primero, da dos veces. Si quien busque en internet te encuentra primero, si quien de un repaso por las web del sector se lleva una mejor impresión, estás por delante.

Tu modesto sitio web, con sus cuatro datos y tres fotos compite con otras muchas webs de millones de empresas. Puede que creas que tu sector es local o muy de nicho, pero no olvides que tus clientes lo son también de Zara, de Iberia y de Vodafone, por lo que saben cómo es una página web orientada al cliente.

La transformación digital de las empresas es la única vía para su supervivencia. Y todo empieza por una web. Es el primer paso.

¿Te gustaría que hiciéramos una auditoría en tu sitio web para saber cómo está? Para hacerlo es necesario la visión de un profesional del marketing con experiencia. En Bannister Global podemos ayudarte a considerar la estrategia para lograr el cambio.

Tu web bajo el microscopio

Etiquetas de la entrada: Comunicación online | Marketing B2B