En la era post-Covid los formatos híbridos son ya una realidad en las empresas y, en ocasiones, esto provoca que los equipos estén divididos por la telepresencialidad. Por eso, es de vital importancia que activemos mecanismos de unión. Necesitamos que la cabeza -dirección- y el cuerpo -equipo- se mantengan conectados y caminen en la misma dirección.

Leer más