La sencillez de tres palabras: ven y cuéntalo

Pocas campañas publicitarias institucionales han tenido tanto eco en España en las últimas décadas como el “Ven y cuéntalo” con el que en los noventa el Gobierno vasco intentó –y logró, si atendemos solo a la eficacia del eslogan como herramienta de comunicación y no a la polémica política generada en su día– vender los innegables atractivos turísticos del País Vasco.

Pero más allá de lo afortunado del lema, hay que destacar lo atinado de la propuesta si la aplicamos a la comunicación empresarial. Muchas compañías llevan décadas incluyendo en su estrategia de comunicación las visitas a sus instalaciones, como las ya clásicas excursiones a plantas embotelladoras de Coca-Cola. Otras, como Inditex o Google, convierten la visita a sus sedes en una auténtica experiencia, no solo por la oportunidad de conocer de primera mano su funcionamiento, sino porque suponen una auténtica inmersión en la filosofía y el modo de trabajar que las ha convertido en las mejores del mundo en sus respectivos sectores.

La sencillez de tres palabras: ven y cuéntaloEstas visitas están meticulosamente organizadas por los equipos de comunicación y relaciones públicas, que trabajan duro para que cada visita cumpla con las expectativas del colectivo que las realiza (proveedores, profesionales TIC, colegios, asociaciones vecinales, universidades, consumidores, medios de comunicación y, por supuesto, posibles clientes) para lo que realizan un verdadero traje a medida en cada caso. Lograrán el éxito si sus visitantes salen de las instalaciones contentos por haber aprendido algo más sobre su actividad y, sobre todo, con ganas de contar lo que han visto.

No sólo las grandes empresas pueden optar por esa herramienta de comunicación. La innovación en un proceso productivo, la capacidad industrial, la divulgación científica o la singularidad del espacio en el que se desarrolla la actividad pueden ser razones suficientes para diseñar un programa de visitas. En A Coruña, desde hace un año se desarrolla un programa de visitas guiadas a la depuradora de aguas residuales de Bens, una empresa pública cuya actividad no cuenta con el glamour del gigante gallego del textil, la innovación de Google o el reconocimiento universal de Coca-Cola, pero que resulta imprescindible para el bienestar de 400.000 vecinos de A Coruña y su área metropolitana. Las visitas, apoyadas en material audiovisual y didáctico, pero sobre todo, en el esfuerzo de los gestores de la planta por divulgar buenas prácticas en la gestión de los residuos urbanos, han resultado un gran éxito.

Por eso, en estos tiempos en los que la planificación de la comunicación y el marketing se apoya en gran medida en acciones y estrategias online, conviene recordar la eficacia de esta herramienta clásica: mostrar de forma transparente y de primera mano el buen hacer de nuestra compañía, nuestra capacidad innovadora y nuestro esfuerzo cotidiano. La sencillez de tres palabras: Ven y cuéntalo

¿Quieres saber más?

Las 15 cosas que tienes que saber sobre comunicación si eres empresario

Etiquetas de la entrada: Comunicación estratégica | Relaciones públicas