Cinco consejos para escribir contenido atractivo

El contenido es una parte fundamental de la estrategia inbound: creamos contenido interesante para  atraer a nuestra audiencia y convertir esas visitas en leads. Hacerte estas cinco preguntas y reflexionar sobre sus respuestas antes de empezar a producirlo puede ayudarte a crear contenido excepcional.

¿Es fácil de encontrar tu contenido?

El contenido que elabores debe estar basado en palabras clave, éstas definen el tema del que vas a escribir y serán las que utilicen tus prospectos para encontrarte. Por eso es tan importante identificarlas, ellas llevarán tu contenido hasta tus clientes potenciales.

Para encontrar tus palabras clave lo primero que debes hacer es prestar atención a tus buyer persona: sus intereses, preocupaciones… Qué necesita y cómo lo busca. Revisa también lo que hace tu competencia, puede ayudarte a encontrar tus propias palabras clave. No tienen por qué ser las mismas, emplear keywords muy usadas en tu sector puede no ser una buena idea, a veces palabras clave menos utilizadas pero que se adapten mejor a tu negocio son la mejor opción.

¿Es fácilmente legible?

El ‘aspecto’ que tenga el contenido es importante: si tu prospecto se encuentra con un texto largo y farragoso es probable que ni empiece a leerlo, o que se canse enseguida y no lo termine. Escribe párrafos cortos y sepáralos visualmente: utiliza bullets o apartados diferenciados. Incorpora también imágenes y fotografías que hagan el texto más ligero y fácil de leer.

¿Se entiende bien?

Para elegir un tema sobre el que escribir, es importante conocer a nuestro buyer persona, saber en qué fase de su buyer’s journey queremos impactarle y ajustar nuestro contenido a ese recorrido. Es posible que el tema sobre el que queramos hablar sea complejo o emplee una terminología específica, en este caso, debemos explicar el significado de esos términos y hacer que el texto sea claro para nuestro buyer persona.

Tenemos que tener en cuenta también el formato que empleamos. No hay un formato ideal para cada contenido, pero hay muchas maneras distintas que podemos utilizar para presentar nuestra información, más allá del clásico texto con fotos: gráficos e infografías, audios, vídeos…

¿Se puede compartir fácilmente?

Conseguir que tu contenido se distribuya y llegue a posibles clientes es tan importante como crearlo. Además de dedicar tiempo tú mismo a su distribución, facilita a tus lectores que lo hagan ellos también: incluye botones para compartir en redes sociales y adapta tu contenido al formato de la red en la que lo publiques, presta atención, por ejemplo, al uso de hashtags.

Ten en cuenta también que para que un contenido consiga más difusión, debe ser interesante y aportar valor, eso animará a tus lectores a compartirlo.

¿Invita a la acción?

Si un contenido invita a la acción, puedes sacarle mucho más partido. Además de facilitar que se comparta, hay otras maneras de invitar a la acción a tus prospectos: puedes incluir una llamada a la acción. El call to action es el primer paso en el proceso de conversión. Consiste en un botón o enlace que busca atraer a visitantes para convertirlos en leads y bien utilizado puedes rentabilizarlo al máximo.

También puedes invitar a la acción incluyendo en tu texto enlaces a otros contenidos relevantes, ya sean tuyos o de un tercero. Incluyendo enlaces internos a otros posts de tu blog, estás ayudando a promocionar tu contenido.

Aunque el contenido es una parte fundamental de tu estrategia de inbound marketing, no es la única.

¿Quieres saber más?

Descarga 'Así funciona HubSpot'

Etiquetas de la entrada: Inbound marketing